Estamos ad portas de un cambio que fortalecerá la integración de la ciudadanía a la Sociedad de la Información

01May07

Vía: www.bcn.cl +

Próximamente el Gobierno deberá decidir cuál de las tres normas –la norteamericana ATSC, la europea DVBT o la japonesa ISDB- se adoptará para la implementación de la televisión digital terrestre en nuestro país, con lo que estaremos iniciando una nueva era en el desarrollo de las telecomunicaciones en Chile. Este nuevo sistema promete a los usuarios un amplio abanico de ventajas que el actual sistema no incorpora. Entre ellas, un incremento en el número de canales favoreciendo la aparición de medios regionales, mejor imagen y sonido, mayor diversidad programática de la televisión abierta, reducción de la brecha de calidad existente entre la televisión abierta y la pagada, y la posibilidad de acceder a diversos servicios y aplicaciones interactivas, entre otras opciones.

ATSC: realidad norteamericana.

Video : Utiliza el MPEG-2 como sistema de compresión de datos en video [más info +]
Audio :Emplea el denominado sistema “Dolby AC-3” [más info +]
Canal de Datos Complementarios Usado para enviar información adicional al televidente, que puede ser de diversa índole [más info +]

Se toma la banda base del video digital, y se la comprime en formato MPEG-2 junto con el audio Dolby AC-3, más los datos complementarios del canal.
Todo este conjunto, forma un bloque de información serie con una frecuencia de 19,39 Mbits/segundo .
Desde la salida del encoder MPEG-2, los datos, pasan a través de codificadores de error (Reed-Solomon & Trellis encoder), se le insertan los sincronismos y la señal piloto que se encargará de sincronizar el sistema, para ingresar finalmente en el modulador 8-VSB.

DVBT : realidad europea.

El estándar DVB-T forma parte de toda una familia de estándares de la industria europea para la transmisión de emisiones de televisión digital según diversas tecnologías: emisiones mediante la red de distribución terrestre de señal usada en la televisión analógica tradicional (DVB-T), emisiones desde satélites geoestacionarios (DVB-S), por redes de cable (DVB-C) e incluso para emisiones destinadas a dispositivos móviles con reducida capacidad de proceso y alimentados por baterías (DVB-H).

Las emisiones de televisión digitales cuentan con numerosas e importantes ventajas frente a las actuales emisiones en analógico. La calidad de las imágenes es comparable a la de un DVD, y la señal es mucho más inmune a interferencias que la analógica (factor especialmente importante en áreas urbanas). La tecnología digital permite un mayor número de emisoras en el mismo espacio radioeléctrico, pues se pueden transmitir entre tres y cinco programas por cada canal UHF. Además, gracias al diseño de la red de distribución de señal es posible usar todos los canales de la banda, sin necesidad de dejar canales de guarda para reducir las interferencias. Finalmente, al tratarse de transmisiones de información digital es posible una gran flexibilidad en los contenidos emitidos, siendo posible mezclar un número arbitrario de canales de vídeo, audio y datos en una sola señal (multiplexación).

ISDBT: realidad nipona.

ISDB (Integrated Services Digital Broadcasting) o Transmisión Digital de Servicios Integrados es el formato de televisión digital y radio digital que Japón ha creado para permitir a las estaciones de radio y televisión la conversión a digital.

Además de transmisión de audio y video, ISDB también define conexiones de datos (transmisión de datos) con internet como un canal de retorno sobre varios medios y con diferentes protocolos. Esto se usa, por ejemplo, para interfaces interactivas como la transmisión de datos y guias electronicas de programas.

Hay dos tipos de receptor de ISDB: TV y STB (Set top box). La relación de aspecto de la televisión ISDB es 16:9;

Según el  “ojo digital“, el sistema japonés es superior a los estándares norteamericanos y europeos , la señal de TV digital no sólo podrá ser recepcionada desde televisores y celulares, sino también por computadoras de escritorio o notebooks, grabadoras de DVD, televisores para automóviles y handhelds.

Brasil -que, como ya dijimos, adoptó el sistema japonés- ha sido uno de los países que ha conducido las pruebas más exigentes y sofisticadas a la hora de comparar los sistemas en cuestión. Las pruebas se realizaron entre 1999 y principios del año 2000, y fueron llevadas a cabo en un instituto privado por parte de la ABERT -siglas para la Asociación Brasileña de Emisoras de Radio y Televisión-. El estudio testeó la performance de cada sistema, en un ambiente controlado y con la generación planificada de interferencias bajo condiciones múltiples para recepción y transmisión. Las pruebas de campo se llevaron a cabo en Sao Paulo, y se incluyeron tests de cobertura al aire libre, recepción dentro de edificios y recepción desde aparatos móbiles.

Los resultados más directos pueden resumirse de la siguiente manera : se concluyó que el sistema americano ATSC resultó inadecuado para Brasil, debido principalmente a deficiencias notorias en cuanto recepción móvil, según mediciones de laboratorio y de campo. Ni siquiera se adaptó a las ventajas geográficas que se atribuían al sistema, derivadas de las características propias de la ciudad de Sao Paulo. Por el contrario, las normas japonesa y europea se desempeñaron con gran efectividad en áreas pobladas, que a la postre serán las beneficiadas con el servicio de TV digital.

Los resultados del paper técnico terminan por destacar con suma notoriedad las ventajas y el desempeño o performance que alcanzó la norma japonesa. Reza el informe “El sistema ISDB-T presenta la mejor performance en cuanto a recepción dentro de edificios, tiene notables ventajas en recepción móvil bajo condiciones de ruido y es mucho más flexible que los otros sistemas”. La superioridad del sistema, en definitiva, se basa en su versatilidad, flexibilidad y la capacidad técnica comprobada para una recepción confiable y de alta calidad. En este sentido, observa demasiadas ventajas con respecto a la norma europea, y obviamente la americana, que tuvo el peor desempeño.

El sistema japonés ISDB-T destaca principalmente por la tecnología de avanzada utilizada para la eliminación de interferencias y la suavización de imagen con fantasma; por la posibilidad que dará a los usuarios de recibir señal de TV digital en sus teléfonos celulares; por los sistemas aplicados para la recepción óptima en todo tipo de dispositivos móviles; y finalmente, por la posibilidad que se brindará a los consumidores de navegar en forma gratuita por Internet desde sus dispositivos. En este sentido, tampoco será necesario contratar servicios de Internet o email con la compañía de celulares y, llegado el caso, para las compañías tradicionales de Internet.

***

A juicio del Senador Eduardo Frei,  más allá del estándar técnico que se elegirá, el debate debemos centrarlo en la calidad de la televisión pública que queremos para nuestro país. El actual no parece satisfacer las aspiraciones de la población.

Por otra parte, a partir de la llegada de la televisión digital surgirán más canales de libre recepción disponibles para los usuarios, lo que podría favorecer la aparición de nuevas estaciones regionales, las que desempeñan una función primordial en la conservación de las identidades locales y, además, satisfacen las necesidades informativas de la comunidad en las que operan. Al mismo tiempo, en el mismo espacio radioeléctrico que hoy ocupa una frecuencia de televisión analógica, puedan coexistir en forma independiente al menos cuatro frecuencias digitales. Ello hará posible que un mismo programador tenga varias señales con diversos contenidos, o que varios programadores compartan infraestructura para reducir costos de inversión.

Otro tema que debemos considerar es que la incorporación de la televisión digital tiene un elemento económico que no podemos soslayar. Si bien durante un tiempo coexistirá la actual televisión analógica con la digital, al final se producirá el “apagón analógico” y cuando ello ocurra aún habrán muchas familias chilenas que tengan un televisor análogo, a los que tendrán que incorporarle un decodificador para que puedan seguir funcionando. Eso tiene un precio que actualmente oscila entre los 25 y los 150 mil pesos, por lo que las personas de menores recursos difícilmente podrán acceder a ellos, y no es justo dejarlos fuera del sistema. Por el contrario, hay que garantizarles el derecho a participar en la nueva era digital.

En vista de lo anterior, una mejor decisión de la autoridad a la hora de elegir la norma, es necesario que ésta considere los siguientes factores: la neutralidad tecnológica; el costo que significará para los usuarios elegir uno u otro sistema; la entrada de nuevos actores televisivos, principalmente los regionales; y la “convergencia tecnológica”.
El cambio al que estamos ad portas, marcará un antes y un después en el proceso de integración de la ciudadanía a la Sociedad de la Información y si se toman las decisiones adecuadas, este proceso puede convertirse en la puerta de entrada a un desarrollo tecnológico de insospechadas consecuencias para la calidad de vida de las personas y también para que todos podamos gozar una televisión de calidad que realmente cumpla su función de informar, entretener y educar.



No Responses Yet to “Estamos ad portas de un cambio que fortalecerá la integración de la ciudadanía a la Sociedad de la Información”

  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: